sábado, septiembre 27

Tu papá

Ricardo es mi hermano y es tu papá. Debes tener un buen recuerdo de el ya que es un buen papá. No puede cuidarte como antes pero eso no significa que te quiera menos. No tengo una foto de tu mamá por ahora, pero voy a buscar una y la voy a poner aqui. Yo sé que ella te quiere mucho y que siempre le pide a Dios por ti. Yo sé que la extrañas pero debes pensar que ahora ella está bien atendida y que no te puede cuidar, pero ella te ama mucho y nunca debes dudarlo.

sábado, junio 23


VIVI ESPERANZA

Cuando tu papá eligió tu nombre, nunca pensé que verdaderamente vivirías en esperanza. Dios nunca se equivoca y tu hermoso nombre: VIVI ESPERANZA, Dios se lo puso en el corazón a tu papá. Dios está preparando tu futuro de manera misteriosa y aunque en estos momentos todo es incierto aún, sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien. A pesar que todavía no entiendes la vida espiritual, llegará un momento en que agradezcas a Dios por todo lo que has tenido que pasar. Tu presente te ayudará a ver la vida en forma distinta y con un mejor sentido. Dios conoce el cuadro por completo ya que todavía faltan detalles que resolver.

Ya vamos a mitad de camino. Ahora tenemos la abogada, cristiana como le pedí a Dios, responsable y la cual nos ha ayudado mucho. Se ha interesado en nosotras y a pesar que es su trabajo y debo pagarles los honorarios correspondientes, yo se que Dios la puso en nuestro camino. Pido a Dios que le ayude en todo lo que resta por hacer.

Tenemos a Cristian y Pamela, una pareja en la cual Dios ha depositado su confianza. Ellos te han ayudado en momentos difíciles de tu vida. Tu mamita ya no está en medio nuestro. Dios se la ha llevado y creo con todo mi corazón que ahora ella descansa en los brazos del Señor.Pamela y Cristian han sido tu refugio y ellos te han consolado y te han tratado como una hija. De no ser por ellos, no quiero imaginarme como yo estaría. Dios es bueno ya que respondió mis oraciones, que pusiera una familia cristiana que te ayudara y te acogiera mientras tramitamos tu viaje.

Mis sentimientos son mixtos. Por una parte, estoy feliz con la idea que te vengas con nosotros pero por otra parte tengo una tristeza muy grande por tu padre.  Recuerdo cuando el era jovencito, era tan buenmozo, era el alma de las fiestas y lo pasabamos muy bien juntos. Era un buen hermano, pero la vida no le sonrió. Su vida en el Servicio Militar no le hizo bien. Lo castigaron y lo maltrataron mucho tan solo siendo un jovencito de 18 años. Todos esos maltratos lo terminaron casi por detruirlo.  Tu padre externamente no es el mismo que antes, pero sigue preocupado por ti y ha renunciado a verte crecer porque sabe que estarás mejor con nosotros.

Faltan pocos días para saber el veredicto del juez. Estoy confiando en Dios que me consiga tu cuidado permanente y así podamos entregar la solicitud de visa para que puedas venirte con nosotros. Esa es otra espera, pero estoy con la esperanza, confiando en Dios, esperando y orando, creyendo y confesando que Dios tiene un futuro en Sus manos para ti.

sábado, noviembre 26

NECESITO UN MILAGRO PARA VIVI

Los milagros de la vida vienen por donde menos esperamos, y eso es lo que estoy esperando, que suceda un milagro. Quiero que te vengas a vivir con nosotros y darte una familia como corresponde.

Los tribunales de Chile son muy exigentes y me han pedido un abogado para que pueda conseguirme la custodia permanente. Pido a Dios que pueda conseguirme un abogado honrado y cristiano para que me ayude en estos trámites. Ahora no tengo a nadie, pero estoy segura que Dios está al control de todas las cosas.

Paralelamente, estoy organizando todos los documentos que necesito para poder envíar la solicitud tu emigración permanente a Australia. Ni siquiera hemos podido comenzar con ese trámite. Hay momentos en que me apeno mucho por ti, porque no debe ser muy fácil vivir lejos de tus seres queridos. Ruego a Dios que te proteja de todo peligro y que nadie te haga daño.

UN POCO DE TI




Cuando tu madre estaba embarazada,  todos los que conocemos a tus padres, estábamos tan preocupados de tu venida. ¿Quién cuidaría de tí? Presentí desde antes que nacieras que tu vida no sería muy fácil pero yo poco podía hacer. No me equivoqué porque desde que naciste la vida no te sonrió demasiado. Yo sabía de tí por una y otra carta que recibía y algunas fotos que me mandaron. Siempre me preocupé de enviarte algunas cosas y estaba pendiente de como te ibas desarrollando pero al vivir tan lejos nunca pude saber en su real dimensión lo que estabas viviendo. Tu padres te amaban mucho y te siguen amando, pero la vida a ellos tampoco les sonrió. Les tocó vivir al revés y una sociedad que tampoco los ayuda. Tus padres  te tuvieron para disfrutarte y amarte. Pero tener un hijo es mucho más que eso, es responsabilizarse por todos los detalles y ellos no pudieron hacerlo porque no son capaces ni siquiera de cuidarse a si mismos. 

Hoy, ya tienes 9 años y toda una vida por delante. Seguiré orando por ti y estoy segura que Dios escucha y respalda mis oraciones. Tu vida no fue un accidente porque para Dios no es así. Tu eres parte de la creación divina, eres una princesa del altísimo y aunque ahora estás sola sin tus padres, Dios manda sus ángeles para cuidarte y protegerte.

Tienes bonitas memorias de tus padres y una buena base emocional. Te amaron y te aman mucho pero no pueden cuidarte por eso vives en el hogar. Aprenderás a vivir una vida dedicada a los demás y estoy segura que Dios un día te usará para Su servicio y serás de beneficio para la sociedad.